volver ...

GenÉtica bovina y producciÓn en pastoreo

Héctor A. Molinuevo
Ed. INTA. 2005. 337p.
 

En este libro, el autor escribe sobre la especialidad a la que le ha dedicado la mayor parte de su vida profesional de más de cuarenta y cinco años. Lo hace, según él mismo manifiesta, porque ha llegado a la conclusión de que la selección para el sistema en pastoreo, columna vertebral del sistema de producción argentino, merece un tratamiento diferencial respecto de la selección genética convencional.

Ese tratamiento diferencial sólo se anuncia al comienzo para ir tomando cuerpo a lo largo del desarrollo del libro.

De tal forma, la obra comienza con la ubicación de la genética en el sistema de producción en pastoreo como adelanto de que no se trata una genética en el vacío, lista para ser usada en cualquier región y sistema. El sistema en pastoreo, con todas las innovaciones que le son útiles, es emplazado en el centro de atención, y la genética puesta a su servicio, en beneficio de la productividad del sistema.

Ese capítulo está seguido de otros dos que constituyen, el uno, una reseña de la introducción y cambio del ganado bovino en el territorio actual argentino, y el otro que trata de la evolución de los conceptos de la selección animal desde Backewell (época "precientífica") hasta la selección que hoy se promueve con marcadores moleculares. El capítulo primero de estos dos, que comienza con la introducción del ganado criollo, llega hasta comentar y explicar el número de registro de animales de raza de los últimos años y a proporcionar cifras de importación y exportación de semen y óvulos fecundados. Estas cifras ubican a la Argentina como uno de los principales importadores de este material del mundo, contra la tendencia de los países con ganadería consolidada de actuar como exportadores de material genético.

En el capítulo dedicado al desarrollo de la genética cuantitativa, base de la genética zootécnica que es tratada en este libro, se explica el porqué de la necesidad del uso de estadística para el tratamiento de los atributos de interés comercial del ganado. También se señala que ese desarrollo genético-estadístico ha enajenado, en cierta manera,  a la genética zootécnica actual de sus bases biológicas y de las del sistema de producción ganadero, pasando a convertirse en un cuerpo de análisis estadísticos, de gran nivel académico pero muchas veces alejados de las necesidades del sistema de producción.

Los dos capítulos siguientes están destinados a suministrar, en forma simple y didáctica, las bases teóricas de la genética zootécnica y de la explotación comercial del vigor híbrido en poblaciones y razas sintéticas. Ellos son seguidos por el tratamiento del diseño de la selección con propósitos específicos.

A continuación se discute con detalle, la relación entre la capacidad potencial de producción individual y su manifestación en el sistema de producción en pastoreo. De este tratamiento se concluye que los animales con mayor potencial de producción individual, no necesariamente son aquellos con los que se obtiene la mayor productividad por unidad de superficie en el sistema en pastoreo. Este capítulo da origen a otros en los que se centra la tesis que se advierte desarrollada en el libro al llegar a este punto.

Esos capítulos están iniciados por una discusión epistemológica de la genética cuantitativa en la que se pone en evidencia que los principios lógicos en los que la misma se desarrolla se adaptan bien a los sistemas intensivos (de elevado uso de insumos y de altos precios para los productos finales, carne y leche) pero que no se adaptan a los sistemas en pastoreo, de bajo control ambiental,  en los que los animales están lejos de expresar su enorme potencial productivo.

A partir de aquí, en los tres capítulos siguientes, el autor se orienta a fundamentar y desarrollar su idea de la selección funcional del ganado, ajustada al sistema de producción y al mercado, que contrasta con la otra genética promovida desde el juzgamiento del exterior de los animales y de la idea de que cuanto mayor es el mérito genético, mayor es el beneficio que deja la misma en el sistema de producción. En este último sentido, la interpretación de experiencias con animales de razas de carne y de análisis de registros lecheros argentinos, dejan al descubierto la vulnerabilidad productiva de la que es considerada, convencionalmente,  como la mejor genética de carne y de leche.

El último capítulo, escrito por el Dr. Pablo Corva, trata de la genética molecular y los aportes que pueden esperarse de ella en la selección animal desde nuestros días en adelante.

El autor del libro termina por alentar la explotación integral del gran valor genético de los reproductores criados en el país, con el diseño de planes de selección ajustados a las necesidades del sistema de pastoreo y de los mercados prevalecientes en la región.

H.A.M.
Balcarce, 10-10-05